Descripción

Simulador tecnológico de inserción de catéter periférico que promueve el entrenamiento autónomo para  estudiantes del área de la salud. El simulador se compone por una parte física: un brazo con un parche puncionable y sensores electrónicos que detectan situaciones críticas; y un software desplegado en una tablet que, a través de un instructor virtual, entrega instrucciones y retroalimentación inmediata del desempeño del usuario.

Prototipo de brazo puncionable Simulmedic

Estado de Desarrollo

El prototipo físico y la implementación de sensores electrónicos ya está en la fase de MVP. Se ha testeado con usuarios reales y realizando una serie de ajustes en un proceso iterativo. El software se ha testeado gracias a maquetas construidas en PowerPoint y se han realizado ajustes de navegación y contenido. Actualmente se está realizando la implementación en la plataforma final y se está realizando la conexión con los sensores para que entregue retroalimentación en tiempo real de forma automática. Dentro de los próximos meses la tecnología tendrá la robustez suficiente para ser sometida a un estudio de validación comparativo con usuarios reales.

Aplicaciones

El simulador de accesos venosos periféricos ofrece una experiencia educativa que aborda cada uno de los pasos que son necesarios para instalar el catéter. Se puede utilizar en una fase previa al taller de simulación que suelen ofrecer los centros de simulación, ofreciendo la oportunidad de tener un taller que pueda profundizar en temas críticos más que en enseñar desde cero. Y además puede utilizarse después del taller de simulación, una vez que el instructor/a ha entregado los contenidos básicos y el aprendiz vaya a reforzarlos utilizando el simulador.

Oportunidad

Durante la formación de profesionales del área de la salud, el entrenamiento de procedimientos es fundamental para tener buenos resultados. En el marco de este proyecto, el equipo se enfoca en un procedimiento invasivo: instalación de catéter venoso periférico. La situación de aprendizaje de este procedimiento es bajo la consigna de “ve uno, haz uno, enseña uno”, lo que quiere decir que los aprendices observan cómo se realiza el procedimiento y poco a poco se van involucrando hasta que ya son capaces de hacerlo solos y enseñarlo a sus pares. En algunos casos, tienen la oportunidad de participar de talleres de simulación pero, dado el alto costo que implica tener un instructor/a de simulación y de los implementos médicos, el entrenamiento es limitado. Esto conlleva a que la tasa de falla oscila entre 35% – 55% en profesionales novatos. Lo anterior se convierte en un problema ético ya que los pacientes se exponen a operadores inexpertos. La tendencia de los últimos 10 años ha sido aumentar las horas de entrenamiento con simuladores pero los que existen en el mercado requieren de un instructor capacitado para guiar el procedimiento.

Esperando aumentar las horas de práctica de simulación, previa a enfrentarse a pacientes reales, es que Simulmedic se propone desarrollar de una experiencia educativa que permita al aprendiz practicar de forma autónoma y objetiva hasta dominar el procedimiento.

Reconocimientos

El año 2016 el equipo es becado para participar de las mentorías Global UC en Boston, USA.

El año 2016 se obtiene el primer lugar del concurso de pitch AmCham.

Ganador premio actitud 2017 de Everis Latinoamerica.